El modelo de desarrollo que ha acarreado la deforestación masiva de varios estados de la Amazonía brasileña es un modelo que apoya e incentiva la expansión de monocultivos extensivos, principalmente pastizales para carne bovina y cultivos de soya, ambos para exportación.

La exportación a los grandes mercados asiáticos, encabezados por china e india, se efectuaba mediante un largo recorrido terrestre hasta las costas del océano atlántico, donde se embarcaban los productos, y pasando por el canal de Panamá se llegaba finalmente al Asia.

Ahora,  con la construcción de la carretera interoceánica las empresas se encuentran frente a una nueva y gran oportunidad: no sólo acortar sus rutas de exportación llevando directamente sobre ruedas los productos a las costas del Pacífico, sino producir directamente en el Perú!  El menor precio de la tierra, junto con el ahorro de los costos de aduana y la mayor cercanía al Océano Pacífico harán de la Amazonía peruana el objetivo de las grandes industrias de monocultivos. Esto significa que la deforestación en la región se va a disparar!

 

Estas imagenes tomadas en el mes de agosto 2011 muestran el proceso de deforestación, que se inicia con la quema de grandes extensiones de bosque para dar paso a los pastizales u otros cultivos, extendiéndose año a año.

Si se continúa de esa forma, dentro de 20 años se habrá deforestado tan sólo en la región de Madre de Dios un área del tamaño de Suiza (alrededor de 40 000 km2 de bosques tropicales convertidos en pastizales y cultivos).