La Carretera Inter-Oceánica, como dice el nombre, une las costas pacíficas de Perú con las costas atlánticas de Brasil.
A lo largo de sus aproximados 2600 Km en territorio peruano, cruza los Andes y la Foresta Amazónica.
La carretera ha sido finalizada con la construcción del puente sobre el río Madre de Dios a la altura de Puerto Maldonado, el cual  ha sido inaugurado en julio del 2011. La importancia de esta carretera es visible desde el mapa: representa la única carretera pavimentada de la región de Madre de Dios (Tramo 3, en verde).

Esta carretera puede abrir muchas oportunidades de desarrollo para las poblaciones locales, por ejemplo, el transporte de productos regionales como la castaña o frutos nativos.

Sin embargo, debemos considerar lo sucedido en nuestro país vecino: según el modelo de desarrollo acaecido en Brasil, a 20 años de la construcción de una carretera de esta envergadura se deforestan 50 km de bosques a cada lado de la misma, siendo este efecto comúnmente llamado “efecto de espina de pescado”

Foto: Estado de Rondonia, Amazonía de Brasil, 2009